9 razones por las que todo el mundo debería usar una VPN

El uso de Internet se ha convertido en una herramienta fundamental para nuestras vidas. Hoy en día la red es utilizada para realizar todo tipo de acciones, desde buscar información, realizar la compra de cualquier producto o servicio, revisar nuestras cuentas bancarias o comunicarse con personas que están a mucha distancia de nosotros. Pero este auge en su uso, también ha traído un importante problema a nuestras vidas. Este no es otro que la seguridad de nuestra información. En este sentido, para proteger todos esos datos, el uso de una VPN se ha convertido en una de las mejores herramientas que podemos utilizar.

Como sabemos que muchos de vosotros estáis preocupados por vuestra seguridad a la hora de utilizar Internet, hoy os vamos a hablar sobre qué es una VPN y los motivos principales por los que todo el mundo debería utilizarla.

¿Qué es una VPN?

Cuando hablamos de VPN nos estamos refiriendo a una red privada virtual que se encarga de encriptar las comunicaciones para ofrecer, de esta forma, mayor privacidad a la hora de movernos por la red. Gracias a este tipo de herramientas, cuando naveguemos lo haremos de forma totalmente anónima, lo que nos permitirá no poner en riesgo nuestra información personal. Para garantizar esta privacidad, las VPNs utilizan potentes cifrados de datos que garantizan que nadie podrá acceder a la información que se mueva por esa red privada.

Motivos de peso por los que todo el mundo debería utilizar una VPN

Veamos a continuación algunos de los principales motivos por los que usar una red privada virtual debería ser habitual a la hora de navegar por la red.

Navegar de forma totalmente anónima

Uno de los motivos más importantes por los que utilizar una VPN es la de mantener nuestro anonimato. Cada vez que visitamos una página web, se generan gran cantidad de información que es almacenada y que pone en riesgo nuestra privacidad. Si queremos que esto no ocurra, lo más recomendable es apostar por las redes privadas virtuales.

Conexión segura a una red Wi-Fi pública

Acceder a una red WiFi pública puede ser muy peligroso ya que al tratarse de una red abierta, cualquier usuario que esté conectado a ella puede tener acceso a tus datos. Para evitar esta situación, , si quieres asegurarte de que otras personas no accedan a tu correo electrónico, información de acceso, tarjetas de crédito y otros, activa siempre tu VPN antes de conectarte a una Wi-Fi pública.

Obtén un mayor nivel de seguridad para la banca en línea

El uso de la banca online cada vez está más extendido, pero también el miedo de que alguien sea capaz de hacerse con nuestros datos. Si no queremos que esto ocurra, conéctate a una VPN antes de acceder a tu banca, de esta forma te asegurarás de que tus datos están seguros.

Burlar la censura

Hay ciertos países del mundo que tienen censurado el acceso a determinadas páginas web. En el caso de que tengas pensado viajar a esos países, y quieras acceder a esas páginas web, el uso de una VPN te garantiza un acceso completo y sin limitaciones

Acceder a contenidos de otros países

Suele ser habitual que ciertas plataformas ofrezcan contenido exclusivo para determinadas regiones. Una forma de saltarte esas barreras es utilizar una VPN. Esto es así porque muchas de ellas nos permiten escoger el país en el que teóricamente está nuestra dirección IP. De esta forma podremos acceder a todo ese contenido.

Sin anuncios ni control de los hábitos

En la actualidad, existen muchas herramientas que se encargan de controlar y registrar nuestros hábitos en la red como pueden ser nuestros gustos, sitios que accedemos o búsquedas que realizamos. Toda esta información generada puede ser utilizada para mostrarnos publicidad personalizada que puede resultar molesta. Para evitar que estos datos sean utilizados para tal fin, una navegación privada nos garantiza que eso no ocurra. Además, muchos proveedores de VPN ofrecen la posibilidad de bloquear los anuncios.

Mejorar la velocidad de Internet

Suele ser habitual que ciertos proveedores de Internet limiten el ancho de banda de sus clientes para obligar a que cambien a un plan más rápido. Cuando tienes una VPN, te comunicas directamente con un servidor remoto, por lo que cualquier límite de ancho de banda impuesto por tu ISP no puede afectarte.

Asegure sus llamadas VoIP

En el caso de que utilices VoIP para comunicarte, querrás que esa comunicación sea lo más segura posible. Utilizar una VPN mientras se hacen este tipo de llamadas resuelve este tipo de problema gracias a la capa de encriptación que utilizan las redes privadas virtuales.

Asegure su colaboración remota

De un tiempo a esta parte, el teletrabajo ha adquirido gran importancia dentro de la sociedad, pero también ha supuesto un riesgo para las empresas. Una VPN encripta todas sus comunicaciones, incluyendo correos electrónicos, grupos de chat y reuniones virtuales cara a cara. Una VPN también protegerá los datos que envíes a la nube.

Así que ya sabéis, en el caso de querer mejorar vuestra privacidad a la hora de navegar por la red, el uso de una VPN puede ser la mejor de las opciones. No lo dudes y empieza a utilizarlas, seguro que no te arrepentirás.

Ir arriba