Diferencia entre compresión con y sin pérdida

El objetivo de realizar la compresión de datos no es otro que reducir el peso de los mismos, intentando en todo momento que esa reducción de tamaño no afecte a la calidad de la información, aunque esto no siempre es posible, dándose casos en los que para reducir el peso de un archivo, por ejemplo de audio o de vídeo, hay que sacrificar algo de su calidad.

Dicho esto, a la hora de realizar una compresión de la información tenemos ante nosotros dos posibilidades: optar por una compresión de datos con pérdida de calidad o bien decantar a balanza par no perder nada de calidad pero que también conlleva una menor reducción del tamaño.

compresion de datos

Veamos a continuación en que consiste estos dos métodos y en que puede afectar al archivo original con el que estamos trabajando.

Compresión sin pérdida

En este tipo de compresión, los datos antes y después del proceso son los mismos, sin sufrir ningún tipo de pérdida. En este proceso, una mayor compresión requiere de un mayor tiempo de proceso. Es utilizado principalmente para archivos de texto donde la pérdida de cualquier tipo de dato puede cambiar el significado del mismo.

Compresión con pérdida

En este tipo de sistema de compresión, el proceso puede eliminar datos para reducir su tamaño, lo que conlleva una reducción en la calidad de los datos. Una vez realizada la compresión, no se puede volver a la versión original aunque si que se puede lograr un acercamiento muy próximo. Es el sistema que se suele utilizar para la compresión de elementos multimedia como imágenes, vídeos o música.

Imagen: PcActual

Ir arriba