El 20% de los españoles cree que el eCommerce actual es sostenible

La situación medioambiental cada vez tiene mayor importancia para las personas. Según un estudio realizado por EAE Business School, el 88% de los encuestados considera fundamental que los eCommerce ofrezcan opciones de sostenibilidad, de los productos y servicios, así como la entrega o devolución de estos.

“El consumidor actual se ha convertido en agente de cambio. Ya no busca solo un producto o servicio, sino que busca que estos sean coherentes. El cuidado del planeta se hace cada vez más patente y es por ello por lo que todos los players del sector debemos incorporar los criterios eco tanto para satisfacer la demanda del consumidor, como para contribuir positivamente con ese problema real”, comenta Paula Rodríguez, Business Development Director deWebloyalty, compañía líder en generación de ingresos adicionales para eCommerce, que ofrece soluciones de fidelización con las que incentivar la repetición de compra, mediante retail media.

A pesar de todo esto, aún queda mucho por hacer. Según este estudio, solo uno de cada cinco encuestados consideran que el actual modelo de eCommerce es sostenible. Esta percepción puede resultar muy importante para la cuenta de resultados de las empresas, ya que el 55,8% de los españoles está dispuesto a penalizar a las tiendas online que sean poco sostenibles.

Retos de los eCommerce en cuanto a parámetros ESG

La compra online se ha integrado en los hábitos de consumo de los españoles, con una penetración que ronda el 9%, superando los datos y niveles de otros países de la Unión Europea como Portugal (7,6%) o Italia (7,9%), según datos del informe “eCommerce Report España”, elaborado por CBRE.

Según las previsiones de Webloyalty, el eCommerce en 2023 continuará en la estela del crecimiento, estimando en un 10% el aumento de pedidos online, y entre un 5 y un 10% en el gasto online.

Teniendo en cuenta que el eCommerce está aquí para quedarse, los expertos de Webloyalty dan 6 claves para que el sector vire hacia la sostenibilidad y pueda sacar partido de la implantación de estos parámetros.

  1. Incorporar un distintivo eco en la imagen corporativa de las marcas que se rijan por parámetros de sostenibilidad permitirá dar una imagen positiva que, a la vez, impacte positivamente en la cuenta de resultados. De hecho, 3 de cada 4 usuarios valorarían poder detectar y ver este distintivo en las tiendas online sostenibles, según el estudio de EAE Business School.
  2. Apostar por el Re-commerce y Up-cyling de productos, bien a través de artículos de segunda mano o reciclados, fomenta el posicionamiento eco y sostenible en la mente del consumidor. De hecho, según un estudio de la Red del cambio, 1 de cada 3 consumidores compra ya este tipo de productos.
  3. Cubrir las 3 erres es core: reducir el volumen de material utilizado en los envíos, reutilizar los envases para fomentar un eCommerce ecológico y solidario con el entorno natural y reciclar y hacer uso de materiales reciclables para frenar el impacto medioambiental.
  4. Campañas de concienciación del consumo consciente para evitar que el cliente pida cosas que finalmente no quiere o necesite por el simple hecho de que los gastos de envío y devolución son gratuitos. Para ello, es importante mostrar la huella de carbono que dejan los pedidos que finalmente son devueltos a las tiendas, tanto por los materiales desperdiciados de envases y cajas, como por los desplazamientos de los medios de transporte, etcétera.
  5. Es recomendable apostar por compañías cuyas flotas de reparto sean vehículos eléctricos o híbridos. Y es que, según datos de Volta Trucks, los camiones de propulsión tradicional representan el 23% de las emisiones de carbono por carretera. El cambio hacia vehículos de transporte de mercancías eléctricos puede reducir de la atmósfera para 2025 1,2 millones de toneladas de CO2 del tubo de escape.

Evitar el uso excesivo de papel y plástico en los envases, o en las operaciones diarias de los eCommerce a través de la digitalización de procesoses un punto fundamental. Según datos de Statista, en 2019 España generó 9,8 millones de kilos de plásticos y 3,3 millones de toneladas de cartón ondulado para el sector.

Últimos artículos

Scroll al inicio