¡No Reinicies!

Cuando has estado trabajando en tu ordenador todo el día (a veces mas) y empieza a ponerse lento y farragoso incluso a la hora de abrir el menú Inicio, seguramente es momento de hacer un ‘reset’. Reiniciar limpia la RAM y hace que el sistema se refresque. Por supuesto, estamos hablando de Windows, donde este problema es recurrente.

caracol.jpg

Pues aquí hay una sugerencia a tener en cuenta:

Windows en ocasiones se atasca de mala manera, las cosas dejan de funcionar – el menú Inicio no abre algunas aplicaciones, hacer clic en Internet Explorer no consigue nada, los menús contextuales dejan de funcionar, etc.

En vez de reiniciar Windows para conseguir que todo vuelva a funcionar, prueba a abandonar la sesión y volver a entrar. Cuando Windows (y las aplicaciones conectadas al entorno) se atascan, no necesitas reiniciar: salir de la sesión apaga Windows Explorer, y al iniciar la sesión se carga de nuevo. De este modo apagas el proceso que, habitualente, está ralentizando todo el sistema (curiosamente en el que se apoya todo el sistema – a ver si en Redmon toman nota)Hay un modo alternativo, y mas fácil, de que tu ordenador se ejecute mas suavemente y, de paso, quitar todos los procesos en reposo.

  1. Crea un acceso directo en el Escritorio
  2. En el campo de entrada teclea:
  3. “%windir%system32rundll32.exe advapi32.dll,ProcessIdleTasks”

  4. Haz clic en ‘Siguiente’ y dale un nombre al acceso directo.

Cuando se ejecuta este acceso directo el sistema para durante unos segundos y vuelve a cargar la RAM para que la tengas disponible, y limpia de procesos previos.

Parece interesante, mañana lo pruebo en el PC de la oficina.

Vía | Shipping Heaven

Ir arriba