Publicidad programática: principales beneficios frente a la publicidad tradicional

Llegar al público objetivo para darse a conocer y ofrecerse como la solución a sus necesidades es el objetivo de cualquier empresa a través de la publicidad. Pero, en un mundo digitalizado, se hacen necesarias nuevas formas de impactar a ese público objetivo para tratar de captar su atención entre tanta oferta publicitaria y de contenidos en Internet.

Ahí es donde entra en juego la publicidad programática, que ha llegado para revolucionar el mundo de la publicidad. La publicidad programática o programmatic advertising no es otra cosa que comprar de forma automatizada espacios publicitarios en medios digitales. Pero no cualquier espacio, sino aquel donde se haya identificado la visita de un usuario que encaje dentro del público objetivo de la campaña.

¿Cómo funciona la publicidad programática?

El funcionamiento de la publicidad programática implica diferentes actores que intervienen en el proceso y el anunciante no debe preocuparse por ello. Y es que empresas como ONiAd se encargan de todo el proceso con el objetivo de que el anunciante solo tenga que preocuparse de ver cómo suben las visitas a su página web.

De forma resumida podemos explicar el proceso. Los anunciantes seleccionan el tipo de personas a las que quieren impactar, la zona concreta en la que quieren que se muestren sus anuncios y el presupuesto que están dispuestos a invertir. Con estos criterios definidos y en este caso, es la propia herramienta de ONiAd la que puja automáticamente en base a los datos proporcionados y a sus algoritmos, por los mejores espacios publicitarios para el anunciante. De esta forma los anuncios no se muestran de forma indiscriminada a cualquier persona que utilice determinados medios, sino solo a aquellas personas que la empresa anunciante selecciona como su público objetivo.

Es decir, se utilizan algoritmos, big data y tecnologías que envían esa información en cuestión de milisegundos al anunciante, se produce el proceso se puja entre los anunciantes interesados y finalmente se muestra el anuncio que más ha pujado por aparecer en el espacio. El anunciante siempre puede decidir cuál es la puja máxima que está dispuesto a pagar por aparecer en los medios y formatos que desea. Un proceso que el usuario ni siquiera percibe, pues se produce mientras se carga la web que pretende visitar.

Principales beneficios para los anunciantes

Este sistema publicitario está logrando interesantes retornos a los anunciantes, puesto que consiguen mejores resultados en sus campañas de publicidad. Entre los principales beneficios de la publicidad programática podemos destacar los siguientes:

Capacidad de segmentación

El anunciante puede elegir la audiencia concreta a la que desea mostrar su anuncio utilizando multitud de parámetros hasta conseguir una audiencia muy específica si lo desea. Los hábitos de consumo, sus gustos o intereses e incluso el código postal del perfil del público objetivo.

Geolocalización

Precisamente esa es otra de las ventajas principales: las marcas pueden escoger en la zona geográfica concreta en la que sus anuncios van a aparecer: un país concreto, una comunidad, una ciudad, una localidad o incluso hasta un código postal. Las opciones son múltiples y adaptadas a las estrategias de todo tipo de marcas: pymes y grandes multinacionales.  Medios de más calidad

En la publicidad programática el anunciante puede elegir a través de qué medios mostrar sus anuncios y puede vetar o evitar que su anuncio se muestre en determinados medios. En cualquier caso, siempre son medios de calidad y con una gran visibilidad. ONiAd en concreto integra sus medios manualmente, es decir, el equipo analiza si son de la calidad idónea para incluirlos y además los ordena por listas temáticas para que sea más sencillo encontrarlos. 

Proceso automatizado

El anunciante no tiene que intervenir en el proceso, tan solo introducir los parámetros del público objetivo, establecer el presupuesto para la campaña y dejar que los algoritmos hagan el resto.

Más rentabilidad

La publicidad programática resulta más rentable que la publicidad tradicional. Y es que las empresas llegan más fácilmente a su público objetivo, en menos tiempo y con menos presupuesto. Esto permite incrementar las visitas y las ventas con una menor inversión en publicidad, lo que incrementa la rentabilidad final.

Pagos por impresión

El anunciante paga por cada impresión, es decir, por cada vez que se muestra el anuncio, cuando el usuario visita la web. Esto hace que el sistema sea mucho más flexible y sencillo para el anunciante.

Retargeting

Hacer retargeting en publicidad es volver a mostrar un anuncio a un usuario que previamente ha visitado tu web. Esto se hace para aumentar el recuerdo y conseguir que finalmente realice esa compra que no hizo antes. Con la publicidad programática las acciones de retargeting son mucho más personalizadas.

Intuitividad y ahorro de tiempo

Anunciarse con ONiAd es sencillo. han logrado hacer fácil una tecnología compleja para que los usuarios puedan reflexionar su estrategia y después, lanzar la campaña en cuestión de minutos. Esto supone una gran ayuda a empresarios que gestionan sus campañas para sus pymes y un ahorro significativo de tiempo para las agencias que llevan múltiples cuentas a la vez. 

Ir arriba