Que es mejor para los diseñadores gráficos, ¿El talento natural o una buena escuela de diseño?

cartoon1

Esta interrogante, sin duda es muy difícil de contestar, sobre todo que, el diseño es subjetivo, lo que nos agrada a muchos, a otros les puede parecer patético. Por otro lado, si nos ponemos a pensar… ¿Porque alumnos que han estudiado con maestros que son considerados una eminencia en su materia, no tienen el mismo grado de inspiración? ¿Porque si el maestro es bueno, los alumnos no reciben un grado igualmente sobresaliente?

Tomemos en cuenta que todos los alumnos llevan el mismo proceso educacional, pero es un hecho que pocos son los alumnos que con el tiempo, llegan al éxito. Seguramente se debe a esa pequeña «chispa» de talento con la que algunos nacen. Habrá quien diga que el arte se aprende; probablemente sea así, pero el sentido artístico que hace la diferencia, no todos lo tienen, es más, son muy pocos son los que reciben ese don.

Ahora bien, la gran cantidad de información a la que tenemos acceso hoy en día, hace que fácilmente muchas personas crean que son diseñadores. Cualquier persona que no tenga dones artísticos, puede ser enseñado a diseñar, pero seguramente, si esa persona no tiene la «chispa«, no será exitosa. Por un lado, las enseñanzas que un diseñador recibe en la escuela, de seguro le servirán a ser mejor; incluso le pueden ayudar a llegar a un nivel de perfección.

Sin embargo, si alguien carece de talento imaginativo, nunca podrá llegar a ser un diseñador exitoso. Hay mucha gente que ha obtenido excelentes grados en la escuela y se han convertido en «buenos» diseñadores, pero seguramente no serán de los mejores. Siempre debe de hacer esa pequeña «chispa» llamada talento, que aunada a la imaginación, hará la diferencia. Desafortunadamente, aquellas personas que no nacieron ni con talento, ni con imaginación, no encontrarán ningún lugar donde adquirirlos.

Ahora bien, hay mucha gente que también cree que una persona puede llegar a ser lo que siempre ha deseado, sin tener algún talento, sino que, por el sólo hecho de tener práctica, constancia y determinación, pueden llenar los huecos que la imaginación y el talento han dejado. Probablemente sea así en parte, la motivación y la determinación son cruciales para llegar a la meta, pero si no hay siquiera un poco de talento, la diferencia entre un buen diseñador y un excelente diseñador puede ser abismal.

Sin duda, una reflexión de Charlie B. Johnson que da mucho en que pensar. y ¿Tú que opinas??

Vía | GraphicDesignBlog.org

Ir arriba