Tendencias de consumo 2022: más compras online, sostenibles y de proximidad

Los consumidores retoman las rutinas previas a la pandemia, con un incremento del consumo online, sostenible y local, y lo harán también desde casa gracias a la consagración del teletrabajo. Estas son las principales tendencias de consumo que marcarán las líneas de 2022, según recoge el reporte Digital Choice de Webloyalty, compañía líder en generación de ingresos adicionales para eCommerce, que ofrece soluciones de fidelización con las que incentivar la repetición de compra, en el que se analiza el impacto que ha tenido la pandemia en el sector retail. 

La velocidad, comodidad y conveniencia son algunas de las características que los consumidores más valoran del comercio electrónico”, comentaPaula Rodríguez, Business Development Director de Webloyalty España. “Las tendencias de consumo en los próximos meses girarán en torno a la consolidación del comercio electrónico, la vuelta a la normalidad por parte de los consumidores, la búsqueda de productos locales de proximidad y sostenibles, así como la relevancia del consumo desde casa”.

Las corrientes de consumo en 2022

1. Vuelta a la rutina. Los seres humanos somos animales de costumbres. Tras las medidas restrictivas durante la pandemia, los consumidores retoman sus rutinas: el bar de siempre, con los amigos de toda la vida y la compra en el supermercado habitual. Sin embargo, algunas de las nuevas rutinas pueden ser diferentes a las antiguas. De hecho, la mayoría de los consumidores que han tenido que cambiar sus comportamientos de compra tienen la intención de mantenerlos una vez que la pandemia haya terminado. Los consumidores han descubierto nuevos productos y servicios durante este tiempo, y muchos seguirán siendo fieles a estas marcas.

2. Más tiempo en casa. La pandemia ha puesto de manifiesto cómo los consumidores se decantan por disfrutar de tiempo de calidad en casa. El gasto en decoración y las inversiones en reformas del hogar demuestran la intención de los usuarios de acondicionar y mejorar sus casas para disfrutar más de ellas. Además, la consolidación de los modelos híbridos de teletrabajo ha hecho que aumente el tiempo que se pasa en casa. Esto también repercutirá en el modo de comprar y el gasto de los consumidores, que abogan por el consumo de proximidad.

3. Búsqueda de la reciprocidad y personalización. El consumo local y de proximidad refuerza el sentido de comunidad, cuyo interés ha ganado peso en los últimos meses. Los consumidores se han volcado en el último año en ayudar a los comercios, y están dispuestos a seguir haciéndolo en busca, también, de un trato más cercano. El usuario ya no es solo defensor de la marca sino de una relación más personalizada y humana. Las conexiones emocionales son ahora imprescindibles. Esto se ha visto y se verá reflejado en el futuro en un aumento del consumo de productos de fidelización ligados a una marca o tienda.

4. Consumo a través de redes sociales. Los usuarios utilizan cada vez más las redes sociales para sus compras. Se trata de canales donde los consumidores perciben en mayor medida la cercanía de las tiendas y la personalización de los servicios. Y a las tiendas y marcas, el uso de las redes sociales para su comunicación y Marketing les permite optimizar el ‘nudging’ o, lo que es lo mismo, el ‘último empujón’ a la compra. La dinámica de comunicación a través de redes sociales, que se ha visto amplificada durante la pandemia, permanecerá en los próximos años.

5. Salvando el planeta. Los consumidores se decantan cada vez más por marcas con propósitos vinculados a la sostenibilidad y cuidado del medio ambiente. Las generaciones más jóvenes son más conscientes de su impacto social y medioambiental, y están más concienciados en la lucha contra los problemas sociales y el cambio climático que las generaciones anteriores. A medida que la Generación Z (nacidos entre el 1994 y 2010) se convierte en una fuerza dominante de consumo, las marcas y las empresas tendrán que demostrar su compromiso medioambiental para mantenerlos como clientes. “La moda sostenible y los productos ecológicos pasarán a jugar un papel decisorio en las principales corrientes de consumo en 2022”, apunta Rodríguez.

6. El consumo online permanecerá. Más allá de la vuelta a la rutina, al calor del hogar y a las compras de proximidad, el consumo online seguirá manteniendo sus adeptos. Los grandes sectores y players pioneros del eCommerce como turismo, ocio, moda, etc., mantendrán niveles, mientras que otras áreas, como el hogar, alimentación o restauración verán un incremento del consumo online derivado del cambio de mentalidad y costumbres que la pandemia ha provocado en el consumidor.

Ir arriba