Tipografías: más vale una vieja y eficiente que una actual y pasajera

Hoy en nuestro blog Diario THC vamos a volver a hablar de tipos de letras. En realidad lo hacemos con una reflexión sobre todo para todos aquellos que acaban de llegar al mundo del diseño, porque a veces innovar en tipografía es sinónimo de aburrir al lector. En realidad las tipografías se utilizan para todo, para una campaña publicitaria puntual, para un periódico, para los logotipos y hasta para la web. Y aunque depende del uso que le vamos a dar hoy partimos de la base de que es preferible una vieja tipografía y eficiente que una actual y pasajera.

Claro que por ejemplo dentro de un cartel que va a durar como mucho una semana antes de un evento, puede ser una excepción, pero la norma se aplica a todo lo demás, a lo que tiene digamos una «fecha de caducidad» más amplia

fonts 640

Con esto queremos decir que las tipografías más clásicas, esas de las que todos tenemos tendencias a escapar porque les parecen poco interesantes, y que a veces nos tientan con tipos como Comic Sans que acaban por distraer al lector si tiene que estar continuamente soportando una letra como esa. ¿La conclusión? Simplemente es preferible un tipo clásico y que funcione que uno innovador que nos chafe el proyecto.

 

Ir arriba