Warner no entiende que escuchar música vía streaming no es exactamente «gratis»

warner music group logo

Warner Music, una de las majors del mundo discográfico, asegura en boca de su director ejecutivo Edgar Bronfman que dejará de licenciar su música a servicios de streaming que se sustentan por la publicidad que se incluye en las reproducciones.

No ha pasado mucho tiempo desde que inmediatamente en el punto de mira de millones de usuarios se han colocado servicios como Spotify o Last.fm, y posiblemente por ahí vayan los tiros. La cuestión de fondo es otra, y se llama crisis. Y Warner podría quedarse sola en sus intenciones.

La propia discográfica aseguró hace escasos días que la subida de precios de iTunes le ha supuesto una caída del 10% desde la subida en junio en la tienda en línea de Apple. El pensamiento de Warner es, de entrada, que eso de obtener menos por la minoría de usuarios que tienen cuentas Premium en este tipo de servicios no le renta lo suficiente, cuando pueden ganar mucho más si la gente se compra su música en las tiendas. Algunos no logramos recordar cuando fue la última vez que compramos un álbum musical en formato físico.

Por otra parte, está la cuestión de las cuentas no-Premium. Cada X canciones debemos escuchar, nos guste o no, publicidad. Y parte de esta publicidad, se la embolsa Warner indirectamente. Pero es que si no fuera así, los usuarios seguiríamos escuchando igualmente la publicidad nos guste o no. Por lo tanto, no es exactamente «gratis».

Finalmente, y a pesar de que Warner ha sido antaño quien se ha adelantado al resto y ha marcado el futuro de gran parte de la industria tecnológica en la red… ¿sabéis cuantas discográficas se han puesto del lado de Warner hasta el momento? Ninguna.

Ir arriba