B4iGo, la mejor aplicación para recordatorios

Aunque en los últimos dos o tres años hemos asistido al lanzamiento de una impresionante cantidad de aplicaciones que funcionan a modo de recordatorios, especialmente buscadas por las personas que tienen su agenda bastante complicada, lo cierto es que la mayoría de ellas falla a la hora de generar una verdadera obligación en el usuario, a la hora de acceder a la misma, y que de esta forma ningún evento se pase de largo.

Por este motivo, y si eres uno de los tantos que ha descargado y posteriormente descartado cientos de aplicaciones que pretenden funcionar a modo de recordatorio, y no lo hacen, entonces B4iGo te será una espectacular solución a tus problemas, siendo su aspecto diferencial, el hecho de que no estamos obligados a ingresar a la aplicación para chequear cuáles son los recordatorios que tenemos.

B4iGo

De esta forma, no sólo no tenemos que estar todo el tiempo atentos a la aplicación, sino que también nos ahorramos los molestos correos electrónicos que algunas de ellas envían todo el tiempo, los cuales para colmo, cuando se repiten en tiempo y espacio, comienzan a ser cada vez menos significativos, y por eso también dejamos de prestarles atención.

B4iGo, que ha sido desarrollada hasta el momento para los dispositivos iOS, pero que ya se encuentra prometida también para Android, plantea un funcionamiento realmente diferencia, en base a un peso de 17MB, que bien vale la pena soportar, y que nos permite tener a mano todos nuestros recordatorios, ya sea que se trate de algunos de “vida o muerte”, o simplemente de si nos acordamos o no de cerrar la puerta del auto.

De hecho, una vez que registramos el evento a recordar, el programa se encarga de que veamos dicho recordatorio cada vez que levantamos el teléfono. De este modo, cada vez que tengamos la intención de interactuar con el smartphone, nos veremos obligados a ver el recordatorio. Incluso, para quienes busquen una alternativa más completa a este programa gratuito, también pueden descargar su versión “Premium”, por apenas dos dólares.

Ir arriba