Construye autoridad en 4 pasos

autoridad-empresa

Construir autoridad para tu proyecto, ya sea empresarial o personal es una de las claves del éxito ya que podrás obtener muchos beneficios de ella en forma de visitas, interacciones  y engagement, es decir, si lo manejas bien puedes aumentar tus ventas o tu popularidad gracias a la autoridad de tu site.

Tengo que confesarte que, contrariamente a lo que mucha gente piensa, construir una autoridad importante no es para nada algo difícil, pero es un viaje largo en el que debes disfrutar del camino, siendo estos los cuatro pilares básicos:

autoridad-empresa

Escribe sobre lo que sabes

Si quieres tener una autoridad en tu sector lo primero y más importante es que hables sobre lo que sabes, esto hará que tengas bastante pocas meteduras de pata (tranquilo, alguna siempre hay).

Si no es tu caso puedes sustituir el «hablar por lo que sabes» a «hablar sobre lo que estudias», porque si de verdad quieres meterte en un nicho de mercado específico sólo tienes dos opciones: conerlo, o aprender sobre él para conocerlo a la perfección, y una no quita la otra, siempre hay que estar aprendiendo.

Habla con autoridad

No es lo mismo hablar con autoridad que ser categórico en todo lo que dices, pero si quieres demostrar tu postura has de basarte en datos y estudios, y mejor si los has realizado tú, claro está.

Huelga decir que yo los «a veces», «yo creo», «es posible» en ocasiones están bien puestos (como ahora mismo), pero no cuando estás argumentando, es decir, toma partido y cerciórate de que lo que dices es correcto.

Habla desde la experiencia

La veteranía es un grado en todos los campos, y el de las tecnologías dospuntoceristas también lo es.

Es decir, si has sufrido a Google durante 5 años a buen seguro sabrás cómo se mueve cada vez que lanza un nuevo algoritmo de que pie cojea.

Está claro que este punto sólo se consigue con tiempo, pero como te comenté arriba del todo, la autoridad es una carrera de fondo.

Sé honesto

Si no eres honesto antes o después te van a pillar. No es del todo cierto eso de que «se pilla antes a un mentiroso que a un cojo», porque es verdad que hay cojos que corren como demonios, pero la realidad es que si engañas a tus lectores y clientes te van a pillar antes o después, y será un golpe del que no te podrás volver a levantar.

Como a nadie le gusta que le tiren por tierra todo su trabajo, lo que mejor que puedes hacer es ir con la verdad por delante, y este consejo es extensivo a todos los campos de tu vida, ¡para que luego digas!

Ir arriba