¿Emprendedor o freelance? Ventajas, desventajas y diferencias entre ambas formas de trabajo

Está claro que el mercado laboral ha cambiado, y aunque según los últimos datos, el paro ha descendido, aún son muchos los españoles que continúan sin trabajo.

En esta situación, y con los incentivos que encontramos a nuestro alrededor de asociaciones y programas para emprendedores, son muchos los que se lanzan a montar su propio negocio. Sin embargo, ¿por qué no empezar con un trabajo freelance?

Si aún tienes dudas sobre si estás hecho para ser emprendedor o freelance, a continuación te mostramos las ventajas, desventajas y diferencias entre ambas formas de ganarse la vida para que finalmente elijas la que más se adapta a ti y a tu estilo de vida.

emprendedor o freelance

Diferencias entre un emprendedor y un freelance

Aunque ambos en términos legales serán autónomos, la diferencia principal entre ambos es que el freelance trabajará solo, con un equipo de freelances o con distintos equipos de las empresas que le contraten temporalmente, mientras que un emprendedor constituirá una empresa (con o sin socios) y gestionará un equipo de trabajadores con los que crear un proyecto a largo plazo buscando clientes fijos y construyendo una marca para potenciar la imagen de la compañía.

Ventajas y desventajas de emprender

Ventajas de emprender

  • Tomar tus propias decisiones
  • Gestionar tu tiempo y el de tus empleados
  • Satisfacción personal de haber creado algo desde 0 y de dar empleo a otras personas
  • Hacer realidad tu idea de negocio

Desventajas de emprender

  • Tus errores serán tuyos únicamente
  • Será realmente difícil separar tu vida personal de la laboral. Tu empresa será tu vida
  • Tendrás que plantearte tus propios objetivos y tareas para conseguir resultados
  • Riesgo económico e incertidumbre de poder cobrar todos los meses (tu y tus empleados).

Ventajas y desventajas del trabajo freelance

Ventajas del trabajo freelance

  • Tu mejor forma de promocionarte será tu trabajo bien hecho. Un cliente contento te traerá más clientes.
  • Tendrás tus propios horarios
  • Aprovecharás este tiempo que la mayoría pierden en llegar a la oficina
  • Tendrás libertan en la toma de decisiones
  • Cobrar por cada hora trabajada
  • Trabajar por proyectos evitando las horas muertas de tener que estar en la oficina
  • Aprendizaje constante por cada proyecto y contacto con nuevos clientes

Desventajas del trabajo freelance

  • Jornadas de trabajo más largas de lo habitual
  • Necesidad de mucha disciplina personal para cumplir con las entregas a clientes
  • Es fundamental, además de realizar correctamente tu trabajo o incluso de forma destacable, tener dotes comerciales
  • Resulta esencial la planificación correcta de los proyectos para no encontrarse con varios proyectos a un mismo tiempo seguidos de una etapa sin ningún proyecto, y por tanto, sin ingresos
  • La incertidumbre de que existan meses en los que no se tengan ingresos
  • Las gestiones legales tendrán que correr por tu cuenta o contratar a una asesoría con un coste fijo al mes

Y ahora, ¿lo tienes más claro? ¿tienes madera de emprendedor o prefieres el trabajo freelance?

Ir arriba