Las habilidades en inteligencia artificial y ciencia de datos, imprescindibles en el ahorro energético

La inteligencia artificial viene destacando como una tecnología que está transformando a todos los sectores de la sociedad. Tal es su crecimiento en los últimos años, que ya hay un 31% de empresas que aseguran utilizarla a lo largo del día. Centrándonos en la situación de España, nuestro país es uno de los que más ha acelerado la implementación de esta tecnología en comparación con otros países europeos.

Todo esto ha llevado que la demanda de profesionales especializados en inteligencia artificial y la ciencia de datos no pare de crecer, estimándose que en tres años la industria necesitará hasta 90.000 de estos profesionales.

Hoy Udemy, -la plataforma de formación y enseñanza online líder en el mercado-, presenta de la mano de Joan Amengual, instructor de Udemy y experto en ciencia de datos y AI, las claves principales por las que las empresas están invirtiendo en inteligencia artificial:

Ahorro energético y reducción de costes

La IA tiene la capacidad de comprimir y analizar datos para predecir problemas futuros y, en última instancia, optimizar el consumo de energía a largo plazo. De hecho, estima que el uso de la IA para aplicaciones medioambientales podría aportar hasta 5,2 billones de dólares a la economía mundial en 2030, lo que supone un aumento del 4,4% respecto a la situación actual.

Paralelamente, la aplicación de esta tecnología podría reducir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI) en un 4% en 2030, lo que equivale a las emisiones anuales en 2030 de Australia, Canadá y Japón juntos.

Reducción de los errores humanos

Con el uso de la Ciencia de Datos se puede recoger información muy valiosa, que, analizada por medio de la Inteligencia Artificial, puede ayudar a se puede tomar decisiones aplicando un determinado conjunto de algoritmos. Así, se reducen los errores y se puede llegar a la exactitud con un mayor grado de precisión.

Optimiza la carga de trabajo

La IA ayudará a los trabajadores a alcanzar los objetivos empresariales de forma más rápida y eficaz. De hecho, 81% de los empleados cree que esta tecnología mejora su rendimiento general en el trabajo. Como resultado, más de dos tercios de las compañías piden a sus empleadores que desplieguen más tecnología basada en la IA para ayudarles a ejecutar sus tareas diarias.

Ir arriba