Por ahora, olvídate de Instagram en sitios públicos

Instagram es una de las principales aplicaciones sociales de todo el mundo, y una de las que mayor cantidad de usuarios manejan día a día para compartir sus mejores fotografías. Y más allá de que parece más segura que Facebook, por ejemplo, ya que normalmente no pasamos a través de ella datos personales ni nada parecido, lo cierto es que su uso se ha vuelto de forma momentánea, todo un riesgo, en razón de una serie de vulnerabilidades recién encontradas.

¿Qué pasa con Instagram?

El caso es que dos expertos han descubierto por estas horas que la privacidad de los millones de usuarios que tiene Instagram se encuentra en riesgo. No en todo momento, sino particularmente cuando iniciamos sesión, ya que es el instante preciso en el cual la aplicación se sale de los protocolos seguros en los que se mueve posteriormente, dejando que cualquier dispositivo conectado a la misma red pueda obtener nuestros datos.

Instagram seguridad WiFi

Aunque esta información no ha sido completamente divulgada por los principales medios debido a que es todo un varapalo para Instagram y Facebook, su propietaria, lo cierto es que todos los usuarios que utilicen esta plataforma social de imágenes y fotografías en sitios públicos estarán arriesgándose de alguna forma a que sus datos personales sean tomados por alguien más conectado a la misma red de WiFi.

Particularmente en esta época de verano es importante tener en cuenta este elemento, si consideramos que cuando nos vamos de casa aparecen la mayoría de los inconvenientes para acceder a redes de Internet de calidad. A todos nos pasa, que si estamos de vacaciones, queremos tener WiFi todo el tiempo, y no nos importa de dónde podamos obtenerlo. Por eso, con algo tan popular como Instagram, hay que ser el doble de cuidadosos.

Instagram, sólo en casa

Por todos los motivos anteriormente mencionados, es que recomendamos de forma particular a todos los que son fanáticos de revisar las fotografías e imágenes de Instagram en Android y iOS, que se guarden las ganas para cuando regresen a su casa habitual, o al menos la que alquilan durante el verano, y así evitarse desagradable sorpresas.

Ir arriba