La felicidad aumenta la productividad de las empresas

Conseguir que los empleados de una empresa sean felices en sus puestos de trabajo, debería ser una de las primeras premisas en cualquier organización. En vez de eso, la mayoría de las empresas lo que buscan en mejorar su productividad y beneficio empresarial con técnicas como el recorte en costes, aumento del número de horas de trabajo o la deslocalización de los empleados, por citar algunas. Está comprobado que este tipo de acciones, en vez de conseguir mejorar la productividad, lo que consiguen es el efecto contrario.

Hoy en día, es posible encontrar a empresas que ofrecen a sus empleados algunos incentivos para aumentar la felicidad de sus empleados. Por ejemplo gimnasio gratuito, sala de juegos dentro de las instalaciones o servicio de guardería cerca de su oficina para sus hijos. Conseguir aumentar esta felicidad es fácil. Si tú también quieres mejorar esa felicidad, os dejamos a continuación algunas claves que os ayudarán a conseguirlo.

Escuchar a los empleados

Una de las cosas más importantes, y que pocas empresas hacen, para conseguir mejorar la felicidad de sus empleados es dedicar algo de tiempo a escuchar sus quejas o recomendaciones para mejorar el funcionamiento de la compañía. Establecer una correcta comunicación entre empleados y empresa permitirá conocer cómo se encuentran, lo que les preocupa, motiva o cosas que cambiarían. De esta forma el empleado podía estar más satisfecho y comprometido con la empresa, convirtiéndose en su mejor embajador.

Además de lo anterior, también se puede establecer puntos de encuentro dentro de la empresa para que los trabajadores mejoren la comunicación entre ellos. Al final, lo que se busca es mejorar la relación para aumentar la productividad.

Ofrecer incentivos fuera del salario

Está claro que un buen salario es fundamental para estimular a los trabajadores, pero no es lo único. Hay otras muchas formas de incentivos, que no es dinero, y que también resultan de gran interés para los empleados. Entre ellos nos podemos encontrar un completo plan de formación en aquellos aspectos que son de su interés, tickets de comida o descuentos en ciertos comercios. Este tipo de incentivos pueden ayudar a la hora de atraer y mantener el talento.

Flexibilidad horaria

Cada vez es más habitual que las empresas ofrezcan cierta flexibilidad horaria a sus empleados para que ellos puedan organizar su tiempo de la mejor forma posible. Gracias a esto, se consigue una mejor conciliación laboral y personal, algo que los empleados agradecen ya que consiguen mejorar su calidad de vida, lo que al final se traduce en un mayor rendimiento laboral.

Disfrutar de espacios abiertos

El diseño de las oficinas también influye, y mucho, en la felicidad de los empleados. Oficinas donde existan muchas barreras físicas pueden influir negativamente en la felicidad de los empleados. Debido a esto, cada vez es más habitual que las compañías cuenten con oficinas con grandes espacios abiertos para mejorar la comunicación entre todos los miembros.

Celebración de logros colectivos

Conseguir un buen ambiente laboral es fundamental para un mejor rendimiento de los empleados. Las disputas y malos rollos pueden afectar negativamente a los resultados de la empresa. Por este motivo, es recomendable celebrar los buenos resultados obtenidos por el grupo para fortalecer los lazos de compañerismo.

Como hemos podido ver, se trata de claves que toda empresa debería tener presente para conseguir mejorar la felicidad de sus empleados y de esta forma mejorar su productividad.

Fuente: Desarrollonegociodental.es

Ir arriba