Lo que significa Safari 5 para la competencia

Apple nos ha regalado la quinta versión de Safari, un navegador bastante bueno pero que no goza de toda la popularidad que debería. Esta actualización al navegador que viene por defecto instalado en todos los equipos de Apple, trae grandes beneficios, y sobretodo, nos prepara para lo que viene en cuanto a desarrollo de aplicaciones basadas completamente en la Web, adoptando las nuevas tecnologías como HTML5 y por supuesto, CSS3.

safari5-home.jpg

De entre lo más destacado que presenta Safari, se encuentra un mejorado panel para los desarrolladores; ya sea inspector del DOM, consola para depurar JavaScript, o un plugin para auditar los recursos consumidos, esta nueva versión de Safari ofrece mucho más a los desarrolladores, quienes preferían Firefox o Chrome, especialmente gracias a la presencia de Firebug.

Además, el soporte para elementos propios de HTML5 se mejoró, por lo que ahora obtendremos mayor compatibilidad con páginas estructuradas bajo este lenguaje; todos sabemos que Apple es una empresa que vende por la vista, y esta no es la excepción, pues hasta se prepararon unos demos especiales que muestran las bondades de la compatibilidad con HTML5.

El motor que se encarga de entender el código JavaScript también fue mejorado. Y no es para menos, pues Google Chrome es definitivamente el rey en este aspecto. En Cupertino se dieron cuenta de eso y se han puesto manos a la obra para dotar a Safari de un excelente motor que es mucho más rápido que el que venía con Safari 4. Y vaya que hicieron bien su trabajo.

Una nueva característica que se implementó, fue la posibilidad de poner una página en modo de lectura de texto: esto es, eliminar todos los estilos e imágenes, dejando solo el texto, lo que hace mucho más fácil la lectura para nosotros los usuarios. Con solo presionar un botón es posible entrar en este modo, que francamente es muy útil sobretodo cuando el contenido es extenso.

safari5.jpg

Y finalmente Apple tocó un tema que es pilar para el éxito de un navegador. Hablamos de las extensiones: los complementos o add-ons (plugins, módulos) son una forma excelente de extender las funciones de un programa, más allá de lo que los programadores tenían en mente. Firefox es el claro ejemplo de que este modelo tiene un éxito tremendo. Esperemos que en Safari podamos disfrutar de las ventajas de tener extensiones en el navegador, como por ejemplo, ser parte de una comunidad activa con muchos desarrolladores dispuestos a aportar.

Safari solía ser mi navegador preferido, sin embargo en los últimos meses Google Chrome le quitó el lugar preferencial; espero que con esto Safari tome más cuota de mercado, aunque difícilmente competirá palmo a palmo con los otros grandes.

Más información sobre Safari 5 en Net Tuts
Enlace | Descargar Safari 5

Ir arriba