Movistar y Vodafone no cobrarán por el exceso de datos

Es muy común encontrar opiniones críticas al respecto de las grandes compañías de telefonía de nuestro país. Sin embargo las opiniones críticas forman parte del cliclo normal entre cliente-empresa, por tanto incluso me atrevería a ir un paso más allá y decir que existen multitud de opiniones agresivas y clientes indignados.

Las compañías telefónicas, al menos bajo mi experiencia, tratan al usuario como un medio para la venta, y no como un fín en sí. Estan totalmente evocadas a la venta y a la colocación de sus últimos paquetes de productos y servicios, pasando por alto que los clientes «ya no somos tontos», que internet ahora mismo facilita un conocimiento universal al que todos y cada uno de nosotros podemos acceder en tiempo real, tanto para consultar tarifas como condiciones de la propia empresa así como de la competencia.

vodafone-movistar

Por tanto la época de oscuridad donde la información solo era unilateral y corría en una sola dirección ha terminado, entonces ¿Por qué las compañías telefónicas siguen estancadas en sus modelos antiguos de negocio y de trato con el cliente?

Una muestra más de esto ha sido las recientes noticias que tuvimos hace unos días acerca que las operadoras estaban planteandose cobrar a sus clientes por el exceso de datos consumidos…

Actualmente lo que ocurre es que cuando sobrepasas la cifra de datos contratados con tu tarifa de internet, tu conexión se relentiza, pero no hay mayores inconvenientes. Un punto sin duda que cuida al usuario medio y que vela por su factura y tranquilidad.

Pero como decíamos unos párrafos más arriba, las compañías telefónicas no estan centradas en el cliente sino en la venta, y de ahí que hace poco se plantearan cobrar por este exceso de datos del que involuntariamente podríamos llegar a hacer uso. De este modo desde Vodafone se planteaban cobrar 2 euros por cada 100 MB.

Menos mal que finalmente y ante las multiples protestas de los usuaarios parece que han reculado, o al menos temporalmente…

Ir arriba