Se aprueba el Paquete Telecom y casi todos los medios echan balones fuera

europa

Después de 3 años de proceso, el famoso Paquete Telecom ha sido aprobado esta tarde en el Parlamento Europeo por 510 votos a favor, 40 en contra y 24 abstenciones, sin debate, después de que se llegase a un acuerdo unánime hace algunos días, cuando el escollo a salvar era el poder cortar el acceso a internet a cualquiera que descargue contenido ilegal, sin que sea necesaria una orden judicial previa, algo que después de la aprobación se entiende como aplicable, que no significa que se pueda aplicar siempre o que se vaya a aplicar mañana mismo de manera indiscriminada.

Desde que todo este asunto saltó a la opinión pública ha habido varios flancos, y cada cual barría hacia sus intereses. Esto ha sido gracias al espíritu de algunos por sólo querer ver el lado malo, el de otros que con tal de vender tergiversan todo el tema, quien debería informar sin informar debidamente, el que miente, el que no dice toda la verdad, y el ya clásico pues dice un amigo informático que. Sin histerias, que ya está bien la broma.

El Paquete Telecom parte de tres puntos clave que son reconocidos en el mismo dossier, y que son que ante cualquier acción contra los usuarios tiene que aplicarse bajo tres condiciones básicas: audiencia previa, derecho a defensa y presunción de inocencia. Pero para que esta acción pueda ejecutarse, se debe demostrar que el usuario está traficando con contenido sujeto a derechos de autor, y la única forma de hacerlo es vulnerando el secreto de telecomunicaciones, lo que es ilegal. Y es más: En España por ejemplo, aparte de que se ha dicho por activa y por pasiva en numerosas ocasiones que la UE no puede dictaminar nada sobre las leyes nacionales, la descarga de contenido en la red española no es delito, siempre y cuando no haya afán de lucro. Ahora mismo, a menos que se cambien las leyes españolas, la aplicación de la cláusula de la discordia no se puede llevar a la practica. Una sola palabra: Constitución.

Por otra parte, las acciones se ejecutarán sólo en casos apropiados, proporcionados y necesarios, pero no especifica qué vara se usará para medir estos casos. La ventaja de las leyes planteadas de forma ambígua, es que el juez -que en este caso, al no requerir orden judicial, no existe tal juez- le puede dar la interpretación que se le antoje, y teniendo en cuenta cómo ha ido todo el proceso y quien lo ha impulsado desde las sombras, es evidente que la mayoría de representantes, ajenos al problema básico e informados de manera contaminada, han votado bajo presión para proteger a unos pocos interesados. Y es que, amigos, internet es uno de los últimos resquicios de libertad que quedan, y no puede estar sin control.

En España ya pagamos un canon que se nos impuso por pelotas. Sólo imaginad por un momento qué pasaría si las líneas ADSL empezasen a darse de baja de forma masiva; ¿cómo reaccionarían las operadoras si ven que un reducido grupo de interesados además de pasarse la ley por el forro están atacando su negocio? No hombre, eso no va a permitirse. Tanto derecho universal y tanto bombo que se le está dando al tema, ¿para que? ¿Para sacar partido del 25% de 1MB? Es absurdo, pero más absurdo es si observamos que el Paquete Telecom también contempla avances en la liberación del mercado, se sanciona el secuestro de línea cuando se intenta cambiar de operador, que tendrá que efectuarse en 24 horas máximo, se obliga a las operadoras a explicar de forma transparente cómo gestiona el tráfico y porqué lo hace de este modo, no se podrá bloquear el uso de tecnologías como VOIP ni avisar en el contrato que se reservan el derecho de limitar el ancho de banda que requieren ciertos programas y otras mejoras que, como en el caso de las cosas malas, habrá que ver cómo se confabulan los astros para que las cosas funcionen no como la mayoría creemos, sino como marca la ley, que insisto, está por encima del Paquete Telecom. Ni todo es bueno, ni todo es malo. Todo depende del prisma con el que se mire, y de la forma en que se aplique… o se obligue a los de arriba a que se aplique.

Pero salta a la vista que  un sentimiento unánime en todo este asunto: y es que desde Bruselas han declarado una guerra a una comunidad que, como continúen haciéndose las cosas como si el mundo fuese un estado policial sometido a una dictadura, pasará factura a tantos niveles que no quedará más remedio que ceder ante la mayoría, llegado el caso, ya no silenciosa y cansada de que la pisoteen. Pero mientras eso no ocurra, esperemos, porque hasta que a mediados del 2011 el acuerdo no entre en vigor de forma generalizada puede pasar -y pasarán- muchas cosas. Y mientras tanto, hecha la ley, hecha la trampa.

La base del Paquete Telecom no era mala; el problema está en que ha sido tan moldeada a costa de intereses y querer tenerlo todo bajo control que ha perdido su propósito inicial, atenta contra neutralidad en la red y además, con la posibilidad de que se pisoteen derechos fundamentales reconocidos en todo el mundo.

Ir arriba