Telefónica cierra las dos primeras centrales ADSL por la llegada de la fibra óptica

El despliegue de cobertura de fibra óptica por la geografía española traerá consigo el cierre paulatino de las centrales de cobre que la empresa Telefónica tiene repartidas por todo el territorio nacional. De hecho, una central de la localidad Sant Cugat del Vallés (Barcelona) y otra en Torrelodones (Madrid), serán las primeras en dejar de operar tras haber sido sustituidas por la rede FTTH. Antes del cierre, la CNMC debe dar el visto bueno al cese de actividad, cosa que ha hecho.

Este hecho sirve como punto de inflexión para el despegue definitivo de la fibra óptica en nuestro país por parte de Telefónica que sigue trabajando para seguir aumentando su cobertura.

telefonica cierra dos centrales adsl

Actualmente en España hay 8.800 centrales de las que sólo un 10% ofrecen cobertura para la fibra óptica. De las que no ofrecen servicio FTTH, irán perdiendo protagonismo según se vaya expandiendo la fibra, cuya consecuencia será la disminución en el uso de estas centrales de pares de cobre.

La idea que tiene Telefónica es la de reducir hasta las 2.300 centrales para el año 2020 un plan muy ambicioso que requiere de una gran inversión, ya que este hecho significará que gran parte de los usuarios españoles podrán disfrutar de las velocidades que ofrece la fibra en sus hogares.

El cierre de las centrales está programado para que en un principio dejen de funcionar aquellas que sólo son utilizadas por Telefónica, para después proceder con el cierre de aquellas que son utilizadas por otras compañías que utilizan los servicios de la multinacional española.

Para que una central pueda ser cerrada, la CMT establece que más del 25% de los clientes de esa central puedan conectarse por medios alternativos a la red de cobre. Además Telefónica debe seguir prestando servicios de acceso mayorista al bucle en la central durante 5 años si en ella hay operadores coubicados.

Vía: CNMC

Ir arriba