3 interesantes consejos para empezar a emprender por internet

Tener un emprendimiento viene siendo tendencia dentro de la dinámica laboral y es un fenómeno que no se limita a España. Cada vez son más las personas que buscan crear y desarrollar un negocio propio y las razones suelen ser diversas. Por ejemplo: hacer algo más apasionante, tener más independencia o para algunos la necesidad de mayores ingresos. En todo caso para empezar un nuevo proyecto debemos respondernos algunas preguntas: ¿qué queremos ofrecer?, ¿Quiénes son nuestros posibles clientes?, ¿Cómo y dónde vamos a ofrecer el producto o servicio? ¿Contamos con la inversión necesaria para empezar? Para responderlas podemos hacer uso de la tecnología y lo que el mundo digital nos ofrece. La captación de clientes puede hacerse a través de redes sociales, pero quizás la presentación del producto sea mejor a través de una web. Si no se cuenta con el capital necesario, hay opciones digitales como https://fintudy.com/, un comparador online que sirve para buscar financiamiento.

Basados lo comentado queremos mostrarte 3 consejos básicos para emprender, con la ayuda de internet y la tecnología.

Uso de redes sociales

Las redes sociales están presentes en todos los ámbitos de nuestras vidas, y eso no excluye a los negocios. Sin embargo, no es recomendable darle el mismo uso a una cuenta empresarial, que el que le damos a una personal. Hay que pensar en esta herramienta como una forma de acercarse a los clientes, interactuar creando dinámicas que les permitan identificarse y sentir la marca cercana, incluso propia. Lograr que una publicación se haga viral puede atraer nuevos potenciales compradores, pero también puede generar el efecto contrario.

En Instagram, por dar un ejemplo un buen uso de las stories o los reels de la mano con un buen contenido puede derivar en un alto volumen de seguidores. Pero también hay que tener presente que el hecho de que muchas personas sigan la cuenta de tu negocio no es garantía de ventas, por lo que no solo se trata de crear una cuenta muy popular. También es cierto que mientras más seguidores se tenga, más posibles clientes habrá. Lo importante es entender que cada red social tiene una forma distinta de transmitir el mensaje, y resulta ideal conocerlas para aprovecharlas al máximo como herramientas para el emprendimiento.

Crea una página web

Sí, las redes sociales están muy bien para interactuar y atraer seguidores, pero en muchos casos es necesaria una página web que nos puede funcionar como un catálogo de lo que ofrecemos. Existen múltiples opciones de hosting u hospedaje web, por lo que es recomendable hacer una revisión previa de cuál puede ser la indicada. Una vez definido este paso, podemos ofrecerle al cliente los diferentes productos o servicios disponibles. Eso sí, asegúrate que la pagina sea de fácil uso.

Dicha página no necesariamente solo debe mostrar información, con la asesoría indicada puede ser una vía para concretar una venta o solicitud de servicio. Por lo que resulta indispensable brindarle garantías al cliente tales como que sus datos están a salvo, que las medidas de seguridad mínimas han sido aplicadas a la web.

Mantente actualizado

Internet nos ofrece un sinfín de oportunidades para mantenernos actualizados y lo ideal es aprovechar esto. A la hora de abrir un negocio es importante tener conocimientos sobre marketing digital, porque puede ser de gran utilidad para su promoción. También pueden buscarse opciones de formación para ser uno mismo el community manager de sus redes, quien diseñe y monte su propia página; eso en caso de que deseemos hacer todo por nuestra cuenta. Se pueden adquirir conocimientos básicos o más especializados, lo importante es mantenerse al día con las tendencias para poder atraer clientes que concreten alguna compra, que al final, es el objetivo. Adicionalmente es bueno manejar conceptos como branding, SEO, startup, pagos online, ecommerce para poder aplicarlos en el emprendimiento de cara a garantizar el éxito del mismo.

Ir arriba