5 consejos para mantener tu cuenta de email a salvo de hackers

La ciberdelincuencia es uno de los grandes peligros de la era digital y, lo queramos o no, nos enfrentamos a ella día tras día. Ante dicha realidad, lo más conveniente es aprender a protegerse de los hackers, blindando por completo nuestra integridad personal y económica.

Los criminales digitales suelen atacar las cuentas de email, puesto que al acceder a ellas, pueden acceder a todo tipo de plataformas que tenemos asociadas, como redes sociales, PayPal o tiendas online. En consecuencia, nada como plantarles cara con estos pequeños consejos de gran utilidad.

Cambia la contraseña

No podemos decirlo lo suficiente: para proteger tu correo cambia tu contraseña de manera periódica. Si mantienes esta dinámica, los hackers tendrán mucho más complicado el hecho de poder averiguar la misma y acceder a su antojo a tu cuenta de email. Algo que no te llevará más de unos minutos y que puede suponer una barrera de prevención de lo más efectiva.

A su vez, cuando lo hagas, apuesta siempre por la combinación de letras, números, mayúsculas, minúsculas y, a ser posible, algún carácter. También, procura evitar poner algo asociado con tu persona: lo aleatorio es indescifrable, y como tal, se presenta como la mejor opción. 

Activa la verificación en dos pasos

Tanto los soportes de correo electrónico como las redes sociales disponen de un sistema conocido como “verificación en dos pasos”. Esta herramienta se encarga de, en caso de que vayas a acceder a tu cuenta en otro dispositivo, enviar un SMS a tu móvil que asegure que efectivamente eres tú quien está realizando dicha acción.

De nuevo hablamos de una medida de prevención que no te llevará más de unos segundos. Sin embargo, en caso de que algún hacker esté tratando de quebrantar tu seguridad virtual, sabrás en el acto que se está intentando conectar a tu cuenta, para que así tomes las medidas pertinentes antes de que sea tarde.

Revisa los inicios de sesión

Una de las opciones para garantizar la protección de la cuenta, y que no siempre llevamos a cabo, es revisar los inicios de sesión en el perfil. Cada vez que alguien se conecta a la cuenta, deja un rastro de la fecha y el lugar en el que se hizo. Un registro que podemos revisar tantas veces como queramos, para así asegurar que no hay nadie actuando en nuestro nombre.

Pongamos el ejemplo de que vas a revisar los inicios de sesión y encuentras que alguien ha abierto tu correo en otro dispositivo. Con este servicio tendrás la posibilidad de saber exactamente en qué ordenador o móvil ha sido, en qué punto del mundo se encuentra el hacker y, por supuesto, cerrar su sesión a distancia para echarle.

Evita descargar archivos dudosos

Mientras que todo lo comentado hasta el momento hace referencia a los recursos de los que disponemos en las propias plataformas de correo electrónico, cabe comentar que con nuestra cautela también nos ahorraremos problemas.

Internet está plagado de virus y demás archivos que pueden poner en peligro nuestra seguridad digital: evita descargarlos, para así esquivar sorpresas desagradables. En este sentido, no entres en páginas web de origen dudoso, pero tampoco instales programas piratas en tus dispositivos. Lo que en un principio puede parecer algo bueno, puede tener papeletas para convertirse en un ciberataque.

Mantente al día en ciberseguridad

Nada nos otorga tanto poder como el conocimiento. A fin de cuentas, los hackers son personas que se han formado para actuar en nuestra contra y, para plantarles cara, conviene realizar su mismo proceso de documentación. Una información de valor que nos otorgará control sobre sus acciones.

En la actualidad, existen diferentes herramientas destinadas a hackear las cuentas, tanto de email como de redes sociales. Si alguien las usa en tu contra y te expulsa de tu propio perfil, puedes contraatacar para hacer lo mismo y así recuperar el control. Un pequeño ejemplo que evidencia el hecho de que formarse en esta materia nos puede ahorrar un sinfín de complicaciones.

Ir arriba