Low-Code: ¿Qué es y cómo funciona?

La pandemia de COVID-19 ha acelerado la transformación digital que ya estaba en marcha, alterando para siempre la forma en que operan las empresas de todo el planeta. En un mundo cada vez más tecnológico y conectado, el coronavirus ha puesto de manifiesto la necesidad de desarrollar aplicaciones, tanto internas como externas, que den respuesta a diferentes necesidades. Esto ha aumentado la presión sobre las aplicaciones existentes y las estrategias de TI de las compañías, debido a que la crisis sanitaria ha revelado sistemas heredados que ejecutan lenguajes de programación obsoletos y software no compatible. Unos sistemas heredados que resultados demasiado rígidos para permitir una rápida adaptación a las cambiantes condiciones del mercado.

La firma de investigación International Data Corporation (IDC) predice que se desarrollarán e implementarán más de 500 millones de aplicaciones y servicios digitales utilizando enfoques nativos de la nube, la mayoría de ellos dirigidos a casos de uso de transformación digital específicos de la industria, para 2023. De esta forma, la modernización de las aplicaciones será vital para satisfacer las demandas cambiantes de los consumidores, competir en el mercado y escalar para el futuro. Sin embargo, el número de nuevos programadores y desarrolladores de software para crear estas aplicaciones será mucho más bajo. Hoy en día, el 86% de las empresas no encuentra los profesionales necesarios para llevar a cabo sus proyectos, debido a la alta demanda y la fuerte competencia en el mercado, lo que dificulta la agilidad en la implantación de soluciones.

Durante décadas, las empresas han tenido solo dos formar de afrontar el desarrollo de aplicaciones: comprar aplicaciones desarrolladas por un proveedor externo crearlas y personalizarlas desde cero con equipos de desarrollo de software internos. Pero hoy, el Low-Code está cambiando las reglas del juego, brindando el poder del desarrollo de aplicaciones a cualquier persona. La consultora Gartner predice que para 2024, el desarrollo de aplicaciones low-code será responsable de más del 65 % de la actividad de desarrollo de aplicaciones.

¿Qué es el Low-Code?

El Low-Code es un término que ha ganado popularidad en los últimos años. Se trata de un método de desarrollo de aplicaciones y software que permite crear aplicaciones a nivel empresarial a través de una interfaz visual basada en el drag and drop (arrastrar y soltar con el ratón). Todo ello con poca o ninguna experiencia o conocimiento de codificación, ya que no se utilizan lenguajes de programación. El aspecto más interesante del Low-Code es que casi cualquier persona puede desarrollar una aplicación de manera rápida y eficiente. A pesar de ello, hay que tener un alto nivel de conceptos de informática o ingeniería de software, así como de marcos y bibliotecas de desarrollo de software. Unos conceptos que se pueden adquirir en cualquier curso de informática y tecnología de las diferentes opciones que ofrece la formación online.

¿Cómo funciona el Low-Code?

Las plataformas de desarrollo de Low-Code están diseñadas principalmente para aquellos trabajadores que están familiarizados con los procesos y flujos de trabajo dentro de su departamento comercial, independientemente de su experiencia en codificación. El Low-Code proporciona un lenguaje común para todos los miembros de la empresa. De esta forma, cualquier trabajador puede crear aplicaciones con un mínimo de programación manual. Para ello, tan solo tiene definir sus necesidades, dibujar un proceso de negocio o flujo de trabajo e implementar el proyecto como una aplicación Low-Code. A pesar de su sencillez, este método de desarrollo de aplicaciones y software no reemplaza la profesión de un desarrollador, que seguirá siendo uno de los oficios y profesiones más demandados, sino que acelera el desarrollo de aplicaciones debido a las funciones de arrastrar y soltar en lugar de codificar a mano cada línea.

Ir arriba