Cuándo es el mejor momento para renovar tu smartphone

Tarde o temprano, uno debe hacer frente al proceso de renovar su viejo teléfono móvil y hacerse con uno nuevo. Los motivos pueden ser varios, desde que tu terminal ya no puede cubrir tus necesidades básicas, pasando por una bajada importante del rendimiento o bien por una avería que lo ha dejado inutilizado. Lo más recomendable es estar prevenidos antes de que pase alguna de estas situaciones y estar preparado para ellos. Aquí la pregunta que muchos se plantean es cuándo es el mejor momento para renovar el terminal. A lo largo de nuestra publicación de hoy, intentaremos dar respuesta a estas preguntas.

Generación del smartphone y tiempo

Cuando hablamos de generación nos estamos refiriendo al lugar que ocupa el terminal en el momento en el que vamos a realizar la compra. En este sentido, es importante centrarnos en tres puntos claves:

  • La antigüedad que tiene el modelo elegido, es decir, su fecha de lanzamiento.
  • El tiempo que falta para que llegue al mercado su sucesor generacional.
  • La vida útil que podemos esperar del smartphone que vayamos a comprar.

En este sentido, comprar un modelo con algunos años de antigüedad puede suponernos un importante ahorro, pero también puede suponer que haya llegado al final de su ciclo de actualizaciones, por lo que la seguridad se verá afectada. Por otro lado, un modelo recién sacado al mercado, supondrá un mayor desembolso, pero ello conllevará poder disfrutar de todo su ciclo de soporte y de actualizaciones.

Nuestra recomendación, es que os esperéis un tiempo prudencial a la espera de que los modelos nuevos bajen de precio pasados unos meses, además de confiar en marcas que ofrezcan un ciclo de actualizaciones largo, por ejemplo el modelo y6p huawei.

Necesidades personales

Las necesidades que podamos tener es otro de los puntos clave a la hora de determinar el mejor momento a la hora de adquirir un nuevo terminal. En este caso, lo primero que debemos conocer son nuestras necesidades para acertar con la elección del dispositivo y que nos permita realizar nuestras tareas cotidianas.

No hay que olvidar que hoy en día, los smartphones se han convertido en elementos imprescindibles para la mayoría de los usuarios, ya que además de estar comunicados, nos permiten realizar todo tipo de acciones desde ellos, como puede ser realizar transacciones bancarias o enviar emails del trabajo.

Si vemos que con nuestro terminal actual aún podemos hacer esas cosas, quizás podamos estirarlo un poco más en el tiempo a la espera de conseguir un mejor modelo.

Actualización del dispositivo

En este apartado, cuando hablamos de actualización del dispositivo, nos estamos refiriendo a si el cambio supondrá una actualización importante frente al modelo que tengamos en la actualidad. Hay que tener en cuenta, que cuando se va a realizar un cambio de teléfono es porque buscamos una mejoría notable. Para quedarnos tal y como estábamos, o incluso bajar prestaciones, mejor no realizar ningún cambio.

Tener presente nuestro presupuesto para el cambio

Por último, pero no menos importante, es tener en cuenta el presupuesto que manejamos. Al final el dinero será quien marque el límite entre los modelos que podemos adquirir y los que no.

Este presupuesto nos ayudará a determinar la gama, la configuración del móvil y las prestaciones. Claro está, cuando mayor sea el presupuesto, a mejores smartphones podremos acceder.

Aunque a lo largo de nuestra publicación hemos dado algunos indicios sobre cuándo sería el mejor momento para el cambio, al final es uno el que tiene que decidir si lo cambio o si sigue con él un tiempo más. En ocasiones, una renovación anticipada puede evitarnos multitud de problemas no deseados.

Ir arriba