Los eventos, elemento imprescindible en la estrategia de marketing

Los eventos son las herramientas por excelencia en cualquier campaña llevada a cabo por las empresas que quieren establecer una estrategia de experiencia con todos sus clientes, ya que permite a los usuarios poder estar en contacto con todo aquello que ofrecen las compañías, teniendo así una mejor referencia sobre esos servicios.

El principal objetivo de todo evento es lograr la fidelización de los clientes, para ello es fundamental contar con un buen planteamiento del evento y ofrecer en él acciones de interés para ellos y que cumplan con sus objetivos.

eventos para el marketing

A la hora de organizar un evento, tan importante es lo que él se expondrá como el sitio donde se realice. Los usuarios ya no se conforman con acudir a una sala cualquiera, sino que buscan algo que realmente les atraiga y les llame la atención, como ocurre en los eventos llevados a cabo en la Casa América o el Palacio de Oriente, por poner un ejemplo.

Para lograr el éxito final del evento, es necesario tener en cuenta una serie de puntos entre los que podemos destacar:

  • Involucrar a los presentes. El evento debe ser capaz de involucrar al público de forma emocional con la marca, además por medio de estos eventos, las marcas tienen la posibilidad de establecer un contacto con sus clientes.
  • Interacción de los usuarios. Es necesario llevar a cabo interacciones positivas con los usuarios con actividades interesantes para el público y que permita conocer más sobre los servicios ofrecidos.
  • Uso de todos los sentidos. Los usuarios deben poder participar en la experiencia haciendo uso de todos sus sentidos, intentando aislarlos de otros mensajes que los alejen de nuestro objetivo.
  • Individualización. Es fundamental intentar lograr el efecto de que se trata de una experiencia única y no algo global destinado a un gran número de personas.
  • Innovación. Hay que jugar con el factor sorpresa y hacer uso de herramientas que sorprenda a todos los presentes.
Ir arriba