Los nuevos edificios contarán con conexiones de fibra óptica

El Gobierno español ha decidido llevar a todos los hogares la conexión de alta velocidad, y por ese motivo, lanzará una normativa, por la que todos los edificios que se construyan deberán incluir la infraestructura de cables de fibra óptica y cables coaxiales para poder dar este tipo de servicio.

De esta manera, los usuarios podrían conseguir velocidades de conexión de hasta 100 Mbps, a la vez que se mejoraría el servicio de televisión digital o el de videollamadas.

Con esto no se quiere decir que todo el mundo podrá disfrutar de este tipo de conexión, ya que todo dependerá de las empresas que proporcionan la conectividad, ya que actualmente, la cobertura de este tipo de conexión no llega a todas las zonas de España.

Lo que el Gobierno ha conseguido de los operadores, es que se comprometan a invertir 2500 millones de euros cada año para mejorar el servicio y aumentar la cobertura.

Con esta normativa, el Gobierno también espera poder crear unos 20000 nuevos puestos de trabajos.

Vía: Tuexpertoit

Ir arriba