Los riesgos de tratar al SEO como un Do It Yourself

El posicionamiento web lleva años en boca de todos. Es lógico, pues quien quiera hacer que su web reciba tráfico orgánico de calidad debe hacer SEO. Es por eso que han surgido muchas personas que aplican esta estrategia por cuenta propia. Es lo que se conoce como “Do It Yourself” o “hazlo tú mismo”. Si bien es posible aprender a posicionar, existen muchos riesgos de tratar al SEO como un Do It Yourself.

Esta rama de conocimiento, aunque joven, es muy compleja y elaborada. Sin duda es magnífico que la gente aprenda SEO y lo aplique. No obstante, hay que hacerlo con cabeza o podrías arruinar a un negocio online para siempre. Por eso el SEO no debería ser tratado como algo que se pueda aprender fácilmente. El SEO no es un Do It Yourself. Todo lo contrario, es un compendio de conocimientos complejos y estratégicos que requieren tiempo, experiencia y sofisticación.

El objetivo de muchos profesionales SEO: vender cursos

Debido al auge del SEO han irrumpido por doquier cursos de todo tipo y un sin fin de artículos y canales de profesionales que te cuentan cómo hacerlo. Una buena parte de este contenido se enfoca en ayudar honestamente al usuario. Así es él quien gestiona sus estrategias SEO al más puro estilo Do It Yourself. Sin embargo, tantas otras opciones dan una explicación mediocre y parcial para que los autodidactas se queden a medias. El objetivo es mostrarte la punta del iceberg para terminar vendiéndote un curso.

Ten en cuenta que, cuando se tiene cierta popularidad como profesional SEO, es más cómodo crear un curso una vez y venderlo a cientos de usuarios que dedicar meses a un solo proyecto. Muchos de estos cursos son realmente buenos. No obstante, por cada curso de calidad hay al menos mil que solo están pensados para hacer caja.

Lamentablemente, cuando se trata de formación SEO se peca mucho de:

  • Profundizar poco en la materia y pasar por cada tema de forma anecdótica.
  • Otro problema es que, por mucha teoría que tengas al respecto, la práctica es diferente para cada proyecto. Lo que funciona para posicionar un negocio local suele ser inútil para posicionar a una tienda online. Muchos cursos generalizan sobre el uso del SEO como si se aplicase igual a cualquier web.
  • Además, el SEO está vivo, es voluble y depende tanto de la competencia como de la voluntad de Google. Por lo tanto, ese cursillo puede quedarse obsoleto muy pronto.

Aprender SEO no es tan fácil

En cualquier caso, si estás pensando en formarte en SEO, hazlo bien. No hagas cursillos de pocas horas ni creas que los videos de YouTube serán suficientes. Lo óptimo es hacer una formación completa en alguna academia reconocida. Esto supone que tendrás que dedicar muchas horas y pagar lo que realmente vale.

tratar al seo como un diy 1

Otro problema de tratar al SEO como un Do It Yourself es que un curso no basta. No estamos hablando de aprender a hacer manualidades. El curso es el punto de partida para introducirte al mundo del posicionamiento. A partir de ahí comienza la verdadera formación. Esta debe ser continua. Tendrás que enriquecerte de las charlas de profesionales. Deberás seguir haciendo cursos. Además, tu mejor profesor será la experiencia con el proyecto. El SEO tiene tantos pormenores y prácticas específicas que hace falta mucha experiencia para dominarlo. Google actualiza su algoritmo sin avisar y lo hace constantemente. Esto supone que tendrás que estar al día de toda la actualidad SEO y aplicar cambios según sea necesario.

No solo hay que aprender SEO

Además, el SEO depende en gran medida de otras ramas de conocimiento:

  • La programación. Sin ella estás perdido y todo tu esfuerzo puede caer en saco roto. Para que el SEO funcione la programación de la página web debe estar perfectamente optimizada.
  • La redacción de contenidos. Otro punto clave del SEO es el contenido. Si no eres un buen redactor y quieres que tu estrategia sea Do It Yourself, tienes un problema.
  • La optimización de imágenes. Quizás el punto menos preocupante de todos, ya que es fácil de aprender.
  • Entender inglés oral y escrito. Si de verdad quieres aprender SEO, tendrás que escuchar charlas, leer artículos y libros, así como entender los últimos anuncios de Google. Seguir a los pioneros globales en el asunto solo es posible si entiendes lo que dicen.

Aplicar SEO es un riesgo en sí mismo

Otro riesgo de tratar el SEO como un Do It Yourself es que el SEO es arriesgado debido a que:

  • Si realizas una acción y está mal hecha, te perjudicará a medio y largo plazo.
  • Es necesario trabajar el enlazado externo. Generalmente, esto se hace mediante Guest Blogging y publicando en medios. Es crucial que la calidad de estos enlaces sea buena o perjudicarán a tu web. Por eso es necesario tener experiencia para saber identificar cuándo un enlace es bueno o malo.
  • Es posible que crees una estructura web que no sea la correcta, por lo que no sacas todo el potencial a tu web.
  • Con las “keywords” corres el riesgo de sobre optimizar la palabra clave o que no tenga suficiente presencia.
  • Ninguna estrategia de posicionamiento viene dada desde el principio. Hay que ir testeando qué funciona y que no. Dado que el posicionamiento es largoplacista, darse cuenta de esto requiere experiencia y mucho ensayo/error.

Estos son solo algunos, ya que la lista de errores y problemas que pueden perjudicar a tu web es interminable. Cuando se trata de manos inexpertas hay otro problema aún más acuciante…

Todos los cambios SEO tardan semanas en surtir efecto. Si has hecho cambios o prácticas que no debías, puedes tardar mucho en darte cuenta. A veces tanto que resulta imposible determinar qué origino el problema. Además, cuando se conoce el origen, puede ser demasiado tarde para virar el barco.

Esto se debe a que, si se acumulan demasiados errores o cometes una infracción grave a ojos de Google, el omnipresente buscador te puede penalizar. Esto significa que tus páginas desaparecerán del buscador en cuestión de segundos, tirando todo tu esfuerzo por la borda. Hacer que Google levante el veto y vuelvan a posicionar es muy difícil. A veces incluso imposible.

En el mundo SEO no existen los atajos

Ya lo avisaba el dicho popular. La paciencia es la mejor amiga de la ciencia. Y con el SEO hay que tener mucha, mucha paciencia. Cuando hablamos de que una estrategia de posicionamiento tarda meses en surtir efecto no exageramos. Y eso si haces las cosas bien, claro. Si lo haces regular, puede que tardes años, si es que lo consigues. Lógicamente, si lo haces mal será imposible.

Además, no se trata solo del tiempo en el que se recoge la fruta del árbol. También hay que arar el campo. Esto implica que, para hacerlo bien, tendrás que dedicar mucho tiempo a:

  • Actualizarte sobre conocimientos SEO a diario. No solo formación, también noticias, opiniones de figuras importantes, etc.
  • Aplicar cualquier tipo de cambios en la web, con todo lo que ello pueda implicar. Por ejemplo, un rediseño web completo puede tomar, como mínimo, un mes de trabajo.
  • Crear contenido de calidad, tanto para un posible blog como para las propias páginas de la web.
  • Conseguir que otras páginas web enlacen a la tuya. Además, también deberás crear tu enlazado interno con sabiduría.
  • Seguramente, deberás invertir mucho esfuerzo en SEO Local, que es una rama paralela al posicionamiento ordinario.
  • Solucionar problemas imprevistos, etc.

En resumen, tendrás que respirar el SEO como un profesional, porque el SEO o se hace bien, o no se hace. No hay atajos ni medias tintas.

El final del camino: Black Hat SEO

Lo que nos lleva a otro gran problema de este mundillo. Muchas personas que tratan al SEO como un Do It Yourself terminan tirando la toalla y recurren a las trampas. Es decir, a las técnicas “Black Hat SEO”. Se trata de una serie de prácticas que consiguen tráfico orgánico de forma rápida y ayudan a posicionar como por arte de magia. Al principio todo suena muy bien, pero como cualquier dieta milagro, el efecto rebote es devastador.

Si Google descubre que has posicionado utilizando técnicas Black Hat SEO, habrás llegado al final de camino. Puedes jugar al gato y al ratón, pero Google descubrirá las técnicas fraudulentas de posicionamiento tarde o temprano. Recuperarse de esa penalización suele ser complicado o imposible. Además, hoy en día se trata de una herramienta más enfocada en testear los límites de Google. La utilizan los profesionales muy experimentados en proyectos de poca relevancia para seguir ampliando sus conocimientos.

El SEO no es gratis para nadie

riesgos de tratar al seo como un do it yourself

Por último, si bien con el SEO Do It Yourself te ahorras lo que te pueda costar una agencia SEO, nada es gratis. Existen muchas herramientas gratuitas en el mercado que pueden “ayudarte” a la hora de implementar estrategias de posicionamiento. Sin embargo, volvemos a la filosofía de los cursos. La inmensa mayoría de herramientas ofrecen una pizca de lo que realmente necesitas. Es lo que se conoce como “Free To Pay”.

Si realmente quieres que la cosa vaya viento en popa, deberás pagar por:

  • Una buena plataforma que te permita analizar keywords, tráfico, informes, competencia, etc. Hay quienes utilizan más de una.
  • También es posible que necesites pagar a un programador de vez en cuando. Por mucho que uno sepa de programación, ese sí es un horizonte impredecible que puede suponer gastos.
  • Una herramienta para optimizar imágenes de forma rápida, ilimitada y con total control sobre el formato de exportación.
  • Una plataforma que te permita descargar imágenes de calidad con licencia.
  • Enlaces en páginas de calidad, Guest Blogging, etc.

Y seguramente haya muchos otros gastos. Sin embargo, hay un gasto que es el más importante de todos, tu tiempo. Y recuerda, al SEO hay que dedicarle mucho tiempo.

El SEO no es un Do It Yourself

En resumen, los riesgos de tratar al SEO como un Do It Yourself son que se menosprecia una rama de conocimiento compleja y se enseña mal. El SEO no es un Do It Yourself. Es tan serio como cualquier otra estrategia de marketing online actual. No obstante, si se hace bien, también es más rentable, más seguro a largo plazo y más fiable. Por eso es normal que muchos quieran aprenderla adecuadamente.

Ahora bien, si de verdad quieres que tu negocio posicione, lo mejor que puedes hacer es contratar los servicios de una buena agencia SEO, como Vacreativos, que tenga presencia nacional y muchos años de experiencia. A la par que ellos van aplicando la estrategia, tú puedes empezar a formarte por tu cuenta. De este modo, podrás ver cómo se aplican medidas, qué cambios se van haciendo y cómo trabajan el SEO los verdaderos profesionales sin los riesgos que supondría no tener experiencia.

Ir arriba