Pepephone arrasa,1000 clientes ADSL en una semana

La semana pasada os hablábamos de un nuevo lanzamiento de Pepephone que de seguro no dejaría a nadie indiferente, tanto clientes como competencia, y efectivamente así ha sido.

El miércoles pasado Pepephone lanzaba «el ADSL más tonto del mundo», que básicamente consistía en una conexión de banda ancha a internet a un buen precio sin nigún adorno adicional, ni línea telefónica incluida ni nada de nada. Una semana después podemos ver que la acogida por parte de los usuarios no podía haber sido mejor.

Logo-Pepephone

Pepehone transcurrida esta primera semana inicial de su nuevo producto en línea acaba de hacer públicos sus datos sobre la cobertura que han dado a los usuarios a trvés delmismo: 1.000 altas en una semana y 20.000 consultas de cobertura recibidas. Unos datos bastante envidiables para la cada vez más creciente Pepephone.

En Septiembre del año pasado comenzaron las primeras inscripciones para la pruebas piloto del nuevo servicio que ahora ofrecen, Pepephone en un principio lo denominó «Un señor feo, pero buena persona», con esto nos queda claro las intenciones de la compañía, que no son otras que ir al grano con el producto, dejarse de «servicios adicionales complementarios» por un «pequeño plus» como pudiera ser una línea fija, y poner justamente eso, «una conexión de banda ancha a buen precio sin ataduras ni sobresaltos en la factura«, sin trampa ni cartón. Parece ser que les está funcionando bastante bien. 

Por otro lado me llaman la atención dos cosas, primero el buen marketing que realiza la gente de Pepehone, que va desde el logo a los slogans que acuñan en sus promociones y tarifas. Definitivamente con esto consiguen lo que todas las compañías tratan de conseguir y no todas consiguen: captar la atención del consumidor.

Y por otro lado me parecen bastante hábiles al darse cuenta de lo que realmente quiere el usuario en la actualidad, transparencia y claridad en la factura y en el servicio y todo esto a un buen precio, cosa que les está costando muchísimo entender a las «compañías tradicioanales» cuyo principal objetivo es invertir millones anuales en publicidad y en spots televisados y luego en más de una ocasión el cliente pasa a un plano secundario en cuanto a la transparencia de las cuotas y del servicio.

 

 

Ir arriba